19.8.16

Lo lindo de ser Psicólogo, las personas, las empresas y un mimo para el alma

A lo largo de más de 30 años de profesión, varias veces, me encontré a mí mismo cuestionándome sobre el foco de mi carrera.
Como la mayoría de los profesionales de mi edad - 55 años, dignamente llevados -,  mi formación fue eminentemente clínica. Me analicé muchos años y más de dos veces por semana, supervisé mi trabajo, estudié y dí clases relacionados con la ¨clínica¨. Pero siempre sentí que estaba disponible para intervenir en otro tipo de prácticas.  Evaluaciones psicotécnicas, trabajos grupales, coaching a ejecutivos, orientación a personas que tienen problemas para conseguir trabajo o en su trabajo, intervenciones en empresas...y las que seguirán surgiendo.
Ayer, por ejemplo, atendí a un paciente después de haber pasado la tarde en un empresa/cliente y terminar de concretar un próximo Team Building, en Salta, para la semana que viene. Maravilloso.

Muchas veces sentí que debía separar la atención clínica de las intervenciones relacionadas con el mundo del trabajo. Creía que generaba una mala imagen si hacía tantas cosas diferentes.

Tengo un hijo de 13 años. Todas las mañanas lo llevo al colegio y tenemos unos 30 o 45 minutos de charlas. Muchas de ellas, bien jugosas.  De vez en cuando toca política con sendos cuestionamientos a la izquierda y a la derecha pero, sobre todo, al autoritarismo. Otras apuntan a las religiones con tendencia totalmente definida hacia el ateísmo y, otras, por supuesto, al sexo. Desde ayer era este último ítem el que estaba en primera plana. Me contó temas de sus amigos y amigas que, desde ya tenían que ver con él, y algo que le dije le sirvió - no siempre es así, se imaginarán -. Y ahí vino su reflexión: ¨ya entiendo porque te gusta ser psicólogo, de verdad podés sentir que ayudás a la gente¨. 
Además de la caricia emocional para mi ego, me puso en mi lugar respecto a esta espectacular profesión. Y me recordó que lo importante es eso: ayudar a la gente. A que esté mejor, a que encuentre lo que quiere hacer, a que entienda porqué se siente mal, a estar más contenta y sentirse plena. Simplemente (si es que esto es simple).

Casi que el día podría haber terminado a las 7.10 hs, cuando lo dejé en la escuela. No necesitaba nada más.

Esta semana, por diferentes circunstancias, me tocó compartir con colegas, su trabajo: conteniendo a un paciente angustiado por whatsapp u organizando un taller para chicos de bajos r
recursos que quieren insertarse en una empresa. También charlando con un ejecutivo, gerente general de una importante multinacional, que se interesa en la gente. Les dejo un link para que lo conozcan.

Linda profesión, tiene razón mi hijo!



17.8.16

Un nuevo artículo en nuestra alianza con Neuvoo - Metas, cómo mantenerse enfocado

Cómo mantener el enfoque en tus metas
Todos en la vida tenemos un sueño por cumplir, bien sea a nivel estrictamente profesional o simplemente algún pensamiento de niños que se nos quedó forjado en la cabeza hasta la vida adulta. Muchas veces, para lograr tal preciado sueño, es necesario cumplir ciertas metas; si mi sueño de niño era convertirme en el mejor abogado, debo poner todo mi esfuerzo en ir a la universidad, estudiar, graduarme con las mejores calificaciones hasta finalmente conseguir el trabajo de mis sueños. Sin embargo, no todo es tan sencillo, por más que deseemos algo con todo el corazón, a veces la vida nos coloca obstáculos que nos dificultan el proceso y, por tanto, nos desmotiva a seguir cumpliendo las metas, simplemente porque el muro se nos puso muy alto.
Entonces, ¿cómo podemos hacer para seguir motivados todos los días en cumplir esas pequeñas metas? Pues el secreto no solo está en la consistencia, aquí les dejamos una breve lista de recomendaciones:
1.      Anota las metas.Al anotar todas y cada una de las cosas que debemos hacer, tendremos una mejor visión a mediano o a largo plazo de lo que queremos y qué debemos hacer para obtenerlo. No solo se trata de anotarlas en una libreta o un diario, podemos hacer una cartelera, colocar recordatorios en nuestros Smartphone: ¡seamos creativos! Un método divertido para lograrlo podría ser hacer un mapa del tesoro, buscar una cartulina o cartón, dibujando lo que debo hacer primero para pasar a la siguiente etapa y así sucesivamente, hasta llegar a la meta final. Recordemos que antes de correr, debemos empezar por gatear.

2.      Compártelas.Integrar a la gente que más nos importa al decirles nuestros sueños más anhelados nos da una ráfaga de esperanza que nos mantiene motivados. Contarlo a nuestros padres, parejas y amigos más cercanos siempre nos da un apoyo moral incondicional que no se consigue en otro lado, puede que sea debido a los estrechos lazos que se mantienen con esas personas o la reciprocidad que se siente al contarles algo tan nuestro, que siempre logran subirnos los ánimos.

3.      Coloca periodos de tiempo reales.Debemos trazarnos metas reales en tiempos y situaciones alcanzables que más adelante no nos traigan consigo solo frustración. Como fue indicado en el ejemplo anterior, para ser el mejor abogado, debo empezar yendo a la universidad;primero es lo primero. Tenemos que saber balancear ambición y realismo, ¡Roma no se construyó en un día! Ponernos objetivos inalcanzables sólo nos dejará agotados y frustrados.

4.      Anota todo tu progreso.Cada vez que estemos más cerca del objetivo final, debemos anotar toda pequeña victoria. La situación en las que nos encontramos, financiera, emocional o institucional, juegan un rol importante en el tiempo que tome cumplir las metas, por ello, cada vez que estemos un paso más cerca, debemos festejarlo y darnos una palmadita en el hombro.

5.      Descansa.Lo ideal no es cumplir todas nuestras metas y lograr nuestro sueño sin energías para disfrutarlo. Nos debemos tomar un tiempo, tener días libres, hacer yoga, meditar, etc. No debemos restringirnos demasiado, después de todo, del apuro solo queda el cansancio.


Tu búsqueda de empleo comienza aquí:Alemania | Arabia Saudita | Argentina | Australia | Austria | Bahréin| Bélgica | Brasil | Canadá | Chile| China | Colombia| Corea del Sur| Costa Rica | Dinamarca | Ecuador | Egipto|Emiratos Árabes Unidos | España | Estados Unidos| Filipinas| Finlandia| Francia | Grecia | Hong Kong | Hungría | India| Indonesia | Irlanda | Italia | Israel | Japón | Kazajistán | Kuwait | Luxemburgo | Malasia| Marruecos | México | Nigeria | Noruega | Nueva Zelanda | Omán| Países Bajos| Panamá | Perú | Polonia | Portugal | Puerto Rico| Qatar | Reino Unido | República Checa | Rumania | Rusia | Singapur | Sudáfrica| Suecia| Suiza| Tailandia | Taiwán | Turquía| Ucrania | Uruguay| Venezuela| Vietnam

12.8.16

Neuvoo - Alianza con un Nuevo Portal de Búsquedas


Neuvoo, es un motor de búsqueda de empleo internacional que fue fundada en el año 2011 por Benjamin Philion, Maxime Droux y Lucas Martínez. Tuvo sus inicios en Montreal Canadá y actualmente se ha expandido teniendo participación en más de 60 países, con presencia en todos los continentes.
Neuvoo agrega todas las ofertas de empleo disponibles en la web para cada uno de los países donde está presente y las indexa en un solo lugar, su portal de búsqueda de empleo. Toma ofertas de empresas, bolsas de empleo, head hunters, universidades y periódicos, lo que hace que la información allí publicada tenga veracidad y sea confiable para los usuarios, además de darles a estos la oportunidad para acceder a las ofertas sin necesidad de un registro previo.
Asimismo, neuvoo ofrece servicios variados para nuestros aliados, como el Job Roll, que consiste en una herramienta para que las empresas tengan un buscador dentro de su portal web con las vacantes de neuvoo. Otro de los servicios incluyen el PPC, o Pay-Per-Clic, donde nuestros aliados tendrán la oportunidad de patrocinar sus ofertas para que sean las más vistas dentro del portal o, si simplemente prefieren publicar ofertas sin ningún patrocinio, también es posible.

Neuvoo se adapta a todos los gustos, convirtiéndose en uno de los buscadores más versátiles de la web debido a su plataforma sencilla de utilizar, dándoles un mundo de oportunidades a las personas que ingresan a buscar empleo. Así pues, su búsqueda de empleo comienza aquí neuvoo.

9.8.16

Propuesta de Trabajo en Miami Beach




Nuestro Cliente  MAJESTIC USA, un importante operador de turismo receptivo, nos ha encomendado la búsqueda de:

RESPONSABLE DE ATENCIÓN AL CLIENTE

Estará encargado del contacto con clientes – sobre todo del mercado argentino – escuchando sus necesidades, sugerencias o reclamos. Se ocuparán de transmitir la información a las áreas correspondientes y dar una devolución a la consulta.
Pensamos en jóvenes que residan en Miami,  de entre 25 y 40 años, preferentemente argentinos con un muy buen nivel de inglés. Deben acreditar – preferentemente – experiencias de trabajo vinculadas al turismo.

El lugar de trabajo es Miami Beach y el horario de trabajo, de 9 a 18 hs. Existe la posibilidad de trabajar horas extra, fuera de la oficina, para consolidar mayores ingresos.

Quienes estén interesados, enviar CV con pretensiones a gabriels@psicologíalaboral.com con la REF TUR



14.4.16

Trabajo Independiente Nota 7 - El desafío de prestar un servicio: aprendiendo de los ¨independientes¨

No creo que descubra ningún concepto fundamental si enuncio que, finalmente, la compra de un servicio o producto es una cuestión de confianza. Cuando compramos, estamos confiando en que obtendremos un beneficio que se corresponde con nuestras expectativas. Creemos que lo que estamos llevando - ya sea por la marca, el aspecto o las recomendaciones - reunirá ciertas condiciones que nos proporcionará satisfacción.
Sin embargo, la experiencia con la compra de un servicio es diferente ya que es muy difícil delimitar, exactamente, los límites del mismo. Pongamos un ejemplo: si vamos a comprar una hamburguesa a Mc Donalds, estamos casi seguros que recibiremos un determinado producto. Sabemos cómo será el pan, el queso, el tamaño de la hamburguesa y hasta la cantidad de sobrecitos de Ketchup que podemos pedir. Parece haber poco de ¨servicio¨. Nos sorprenden cuando nos ofrecen café sin cargo porque nos quedamos un rato en la mesa y hay poca gente o cuando nos reponen la gaseosa si se nos llega a haber volcado. Seguramente, la cadena americana, ya es experta en tener en cuenta la cantidad de casos particulares que se repiten y definió ¨formas de solucionar problemas¨ que están incorporadas en la capacitación de sus colaboradores. Las personas vuelven a Mc Donalds por el servicio y no por la calidad de sus productos...Probablemente, si surge una situación para la cual no tengan una solución prevista, recurrirán al gerente del local, que actuará de acuerdo a la filosofía de la empresa. Quizás nos sorprendan con la solución.
Pero qué relación tiene Mc Donalds con los emprendedores? Cuál es el hilo que une a quien inicia un proyecto, con una marca consolidada?
Mc Donalds, tal como la conocemos, también nació como un ¨emprendimiento¨.
Escribiendo este post me interesé por su historia y vine a descubrir que su característica esencial de ¨comida rápida¨ fue una respuesta a las demandas de los clientes que, luego de la Segunda Guerra Mundial, lo que valoraban era ¨mimarse¨, teniendo lo que querían, rápidamente. Mc Donalds pasó de ser un restaurant con 25 platos a uno de 8, pero que era capaz de tenerlos listos, en 30 segundos. La clave estaba en el servicio.
Pero cuánto estamos nosotros dispuestos a hacer por satisfacer al cliente? Donde está el límite entre lo que podemos cambiar y lo que el cliente quiere? Y para complicar más aún las cosas: el cliente realmente sabe lo que quiere?  En el caso de la hamburguesa, podemos convencer a nuestros comensales que, si esperan, pueden comer una hamburguesa más rica y más completa? Si es así, cuánto tiempo puede tardar en servirse? Si el cliente pide una hamburguesa con dulce de leche, se la debemos preparar (mientras la pague, dirán algunos...)? Cuál es nuestro servicio? Lo sabemos realmente?
Como consultor me encuentro diariamente con problemas como estos. Los clientes piden soluciones y parecen conocer exactamente lo que necesitan, sin embargo, esto no resulta así cuando efectivamente tienen lo que solicitaron. Las búsquedas de personal son un clásico en ese sentido: necesito un profesional de entre tal y tal edad, con esta experiencia y esta formación. Cuando el cliente entrevista a quienes cumplen con todas estas características le parece que está sobrecalificado o que no tiene las competencias suficientes para la posición. Lo que descubre, por ejemplo, es que no tienen tanta importancia la edad y la formación pero sí la experiencia en determinado rubro...la lista de variables y determinantes puede ser infinita. Los consultores nos damos cuenta que nuestro servicio no consiste en conseguir rápidamente el candidato de acuerdo a las características solicitadas. Nuestro servicio es el de acompañar al cliente, asesorarlo, conocerlo, acercarle alternativas y trabajar juntos para llegar a una buena contratación. Muchas veces nos adaptaremos a sus necesidades pero, otras tantas, se acomodarán a las nuestras. El servicio, entonces, es generar una relación de confianza en la que ambas partes saben qué pueden esperar del otro? Y esta relación puede rentabilizarse?
Creo que los ¨independientes¨ somos verdaderos expertos en encontrar este equilibrio. Sabemos qué, cuándo y cómo facturar los servicios que prestamos. Logrando que el aspecto monetario forme parte del vínculo con el cliente y lo enriquezca.
También en este punto, podemos ayudar a los emprendedores.


4.4.16

Buena formación vs Extensión de la Adolescencia?

Hace cuatro o cinco años, mientras formaba parte del cuerpo docente de la Universidad de Belgrano, era habitual que el rector nos convocase a participar de reuniones en las que se debatían las problemáticas que detectábamos en el aula y se formulaban propuestas de mejora.
Recuerdo que en uno de aquellos encuentros comenté entre mis colegas que me sorprendía como mis alumnos, que estaban cursando en ultimo año de  la carrera, no podían explicar qué significaba el ¨trabajo en negro¨. Muy pocos habían tenido contacto con el mercado laboral. Evidentemente, ni la universidad se había encargado de transmitirles a qué se refiere el concepto de empleo formal o informal, ni el núcleo familiar de los estudiantes había encarado el tema.
Podríamos agregar a este ¨bache académico¨ que quienes estaban cursando la asignatura, en menos de un año, estarían habilitados para ejercer su profesión (que, dicho sea de paso, debe ser bastante representativa en cuanto a informalidad...).
No tuve respuestas de mis compañeros docentes pero sí, una rápida contestación de la máxima autoridad de la Universidad: ¨hacemos lo único que podemos hacer, todos los estudiantes deben cumplir con ciertas horas de pasantías para cumplir con la currícula, antes de graduarse¨. Y agregó, ¨además las grandes universidades del mundo buscan que sus alumnos dediquen su energía a terminar su carrera y no a diversificarla, trabajando antes de graduarse¨.
En ese momento no respondí. Pensé que quizás mi planteo estaba fuera de foco y que quienes se graduaran ya aprenderían cómo funciona una relación de trabajo, cuando trabajasen. De cualquier manera, como  mi asignatura era Psicología del Trabajo, les hablaría de estas cuestiones a quienes asistiesen a mis clases.
Pasaron los años y hoy veo un artículo del Diario El Mundo, de España, en el que se resalta cómo, a partir de las dificultades que tienen los jóvenes en conseguir empleo, se disparan las consultas por trastornos de ansiedad y depresión. Incluso se discute acerca de si esta puede ser una causa de una extensión de la adolescencia ya que, la imposibilidad de lograr autonomía, hace que estos ¨cuasi adultos¨ deban quedarse en casa de su padres por más tiempo que el que quisieran. Como frutilla de postre se agrega un hallazgo interesante: la dificultad de insertarse en el mercado coincide con la generación mejor formada en toda la historia de España.  
Opino que debemos tomar esta información teniendo en cuenta el contexto. Probablemente nuestras Universidades y familias sí que enseñen a sus alumnos e hijos a cómo deben manejarse en un contexto de inestabilidad y cambio. Y, lo que a los ojos de la juventud española es una enorme crisis de inestabilidad y falta de previsión, para nuestros muchachos puede ser un gigantesca oportunidad para intervenir y generar soluciones ya que están bien ¨entrenados¨ para gestionar la incertidumbre.

Podemos extender esta problemática a nuestro país?
Si es así, deberíamos aconsejar a nuestros hijos que trabajen y que no estudien?
Es cierto que primero hay que estudiar y formarse y, recién después, trabajar?
La Universidad está cumpliendo su rol de formar futuros profesionales que tengan participación en el mercado?
El ¨mercado¨ está solicitando a la Universidad lo que necesita?
O hay que incentivar a las personas del  mercado para que se acerquen a los alumnos, intercambien y se  nutran mutuamente?
Los padres hacen bien en solventar los estudios de sus hijos de tal manera que no tengan que preocuparse por sus gastos y puedan dedicarse a estudiar, o están fallando en su preparación?


Poco a poco, debemos ir modificando paradigmas y generar canales de retroalimentación entre el mercado de trabajo y los centros de estudios para que los graduados participen y aporten nuevas ideas. Ese será su mejor aporte. Preparemos a nuestros jóvenes para lo puedan concretar.